maestros en latinoamerica

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Vivir con un dólar o menos, se convirtió en una situación insoportable para los maestros en América Latina. Las condiciones tan desfavorables para el desempeño del ejercicio pedagógico han hecho estallar una fuerte crisis en la región.

En Ecuador, Perú, Argentina, Bolivia, México y Costa Rica se adelantan paros, huelgas de hambre mientras en otros países como Venezuela y el nuestro, los conflictos persisten exigiendo aumento a sus salarios deprimidos. Las condiciones para la contratación cuando éstos se dan, y la congelación las nóminas de maestros crean desesperanza en el gremio docente.
“Las gestiones administrativas deficientes en unos casos, y la corrupción en otros”, van en contravía de lo que debe ser la atención a la educación y los educadores, señaló el diputado brasilero Carlos Abicalil del gobernante partido de los trabajadores.
El promedio salarial de los maestros en América Latina ha oscilado entre 100 y 300 dólares mensuales, entre el año 90 en el que todavía el crecimiento económico era sostenido, y el 98, el comienzo de la crisis actual.
Hoy en Argentina y Brasil, los docentes reciben 120 dólares mensuales, en Bolivia 170, 200 en Perú y Uruguay, 250 en Ecuador, 315 en Colombia, México y Venezuela. En estas circunstancias aparecen como privilegiados los educadores de Costa Rica con un salario promedio de 500 dólares y los de Chile que perciben 650.
La recomendación de la UNESCO de destinar a la educación 7 puntos del Producto Interno Bruto P.I.B. solo se supera en Cuba, país en el que en 2001 se invirtió el 8.1% se está cerca en México donde se destina el 6.6%, mientras en los otros países de la región en promedio, apenas se ocupa para tal fin, el 2.2% de lo producido en el país.
Aún siendo uno de los más altos presupuestos para la educación, el de México, ese punto y el aumento salarial son los puntos centrales de las reclamaciones de la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) quienes exigen el 12% del aumento al P.I.B. y del ciento por ciento a los salarios para el 1.5 millones de maestros que tiene el país.
En Perú, mediante la declaratoria de un estado de emergencia, el gobierno obligó el retorno de sus labores, luego de un mes de huelga por un aumento salarial de por lo menos 50 dólares.
En Ecuador desde el 9 de junio se desarrollaba una huelga de hambre por parte de más de 200 maestros y maestras, exigiendo 20 dólares más por mes. El gobierno sólo ofrece 10.
En Costa Rica, país que en 1949 disolvió su ejército para volcar esos recursos a la educación, los educadores decidieron el pasado 2 de junio una huelga indefinida reclamando salarios atrasados. La parálisis demanda además cambios en el sistema de jubilaciones. El movimiento ya cobró la cabeza del Ministro de Educación Astrid Fischel. En Argentina, un préstamo del Banco Mundial le permitió al recién ascendido presidente Kirchner, hacer retornar a sus labores a los maestros, luego de que sus sueldos cayeran el 42% en el último año.
En Venezuela, donde no se tiene como en Colombia un Escalafón unificado para primaria y secundaria se puede llegar a 400. En nuestro país, según lo señala el profesor Celio Nieves, vicepresidente de la Federación Colombiana de Educadores -Fecode-, no solo el aspecto salarial y prestacional se ha deteriorado en los 2 últimos gobiernos, sino que a futuro, el magisterio organizado deberá luchar por la estabilidad. 

Publicidad
Go to top